Sólo en tus brazos

Dueño del récord británico de los 400 metros, Derek Redmond se presentaba como uno de los favoritos a las medallas en los Juegos Olímpicos de Barcelona, pero el destino le jugó una mala pasada. En las semifinales, a 250 metros del final, su muslo derecho se rompió y Dereck se echó al suelo, llorando.Todos los objetivos de las cámaras se dispararon sobre aquel hombre arrodillado en la pista.

Tan sólo en tus brazos llegaré…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s